Ruta 21: Granada Encantada: Edificios embrujados

    Fecha: 9 de febrero 2013.
    Lugar de salida: Plaza del Ayuntamiento de Albolote (al lado de la parada de autobuses)
    Horario: Una tres horas, de 19 a 22 horas
    Guía: Juan José Suárez
    Precio: 13 euros

Reserva este viajeProponemos una ruta para gente sin miedo y con ganas de experimentar de cerca una casa encantada y cómo se hace una investigación de campo en vivo y en directo, con termómetro digital láser, medidor de campos electromagnéticos, videocámaras de infrarrojos o gafas de visión nocturna. Y lo haremos en dos lugares que tienen fama de estar embrujados acompañados por miembros del Grupo de investigación paranormal “La hora del inframundo”, fundado por los hermanos Suárez.

Convento de las Cenizas

    Convento de las Cenizas

El lugar de partida será Albolote, una localidad que está a 7 kilómetros de Granada donde se ubica el Centro Municipal de Servicios Sociales que también acoge a la Radiotelevisión Municipal del pueblo, un lugar con fama de encantado. Los trabajadores del edificio aseguran que tiene un poltergeist. Redactores de Radio Albolote dicen haber visto apariciones de una niña rubia por las noches cuando no había nadie más presente. Otros trabajadores aclaran que el edificio era antiguamente un orfanato dónde murió una niña al caerse a un pozo. La niña fue enterrada con el mismo vestido que dicen haberla visto testigos de las apariciones. Entraremos en su interior para comprobar in situ este tipo de historias y posiblemente contamos con el testimonio de dos testigos directos de estos fenómenos paranormales.

Edificio de Radio Albolote

    Edificio de Radio Albolote

Luego nos iremos al Convento de las Cenizas, un edificio que data del año 1900 y que comenzó sirviendo como convento, luego fue reformado para ser utilizado como residencia de ancianos y actualmente se encuentra abandonado formando parte de una de las serranías del pueblo de Caparacena (Granada), muy cerca de Albolote, que atesora varias experiencias paranormales: luces en el interior del edificio cuando no había nadie, figuras humanas asomándose por las ventanas de una de las habitaciones la cual no dispone de suelo, e incluso agresiones a gente curiosa que ha entrado para ver el lugar. Hoy en día siguen ocurriendo fenómenos extraños como si las presencias que lo habitan quieran decirnos algo ¿pero qué?…